El derecho a la portabilidad

portabilidad-datos

El artículo 20 del Reglamento General de Protección de Datos, recoge que los usuarios tienen un nuevo derecho: la portabilidad.

Este derecho complementa al derecho de acceso, ya que permite a las personas obtener los datos que han proporcionado a una entidad/empresa/organización en un formato estructurado, de uso común y de lectura mecánica.

El derecho a la portabilidad  también implica que los datos personales de ese usuario podrían transmitirse directamente de una entidad o empresa a otra, sin necesidad de ser entregados al propio usuario, siempre que ello sea técnicamente posible.

El Reglamento abre así la posibilidad no sólo de obtener los datos y reutilizarlos, sino también de transmitirlos a otro proveedor de servicios. Por tanto, el ciudadano tendría dos opciones: la descarga de sus datos o la transmisión de los mismos directamente de una entidad a otra.

El nuevo derecho a la portabilidad de datos puede ejercerse:

•             Cuando el tratamiento de datos se efectúe por medios automatizados

•             Cuando el tratamiento se base en el consentimiento o en un contrato

•             Cuando usuario lo solicita con respecto a los datos que él mismo ha proporcionado a quien los está tratando y que le conciernan, incluidos los datos derivados de su propia actividad

El objetivo, “aumentar la capacidad de los usuarios de trasladar, copiar o transmitir sus datos personales fácilmente de un entorno informático a otro”, facilitando además el cambio de un proveedor de servicios a otro y reforzando la competencia entre servicios.

Comentarios cerrados.


Contacta con Nosotros