JUGUETES SEXUALES Y PROTECCIÓN DE DATOS

WeVibe4Plus-02

Hasta ahora, el uso de un juguete erótico en la vida individual o de pareja, era de lo más común. La cuestión es que en la actualidad con gran avance electrónico, la sofisticación también se ha llevado a este plano con el desarrollo de inventos ingeniosos que además de su función tradicional, incorporan un sistema que permite el disfrute del mismo, aunque la pareja esté en la distancia.

Se trata de dispositivos con funcionalidad sexual, similar a los tradicionales pero conectados permanentemente mediante la telefonía o equipos informáticos y que por sus características y funcionamiento debemos tener incluidos dentro de lo que llamamos el Internet de las Cosas. Algunos de estos vibradores inteligentes, como el We-Vibe 4 Plus, de Standard Innovation, permiten por tanto que mediante aplicación móvil, se puedan controlar en remoto, en la distancia.

El caso es que según el periódico The Guardian, recientemente se ha puesto en entredicho la seguridad de la aplicación que controla el uso (app) que no es total, dado que permite que sea hackeado y activado de forma remota por un tercero ajeno a la pareja con la consiguiente intromisión en la intimidad, que pudiera configurar de un modo virtual, un nuevo tipo de acoso.

Igualmente, se advierte de que el aparato remite los datos que capta, a la empresa fabricante. Por ello, por ejemplo, tanto la temperatura del dispositivo como la fuerza de la vibración, los períodos de uso, etc., son enviados para facilitar al fabricante qué configuraciones y niveles de intensidad son más placenteros con la consiguiente pérdida adicional de intimidad.

¿Verdaderamente queremos estar tan expuestos y vulnerables?

 

Comentarios cerrados.


Contacta con Nosotros