Los partidos políticos no rastrearán datos personales sin consentimiento

TC

Como ya os vinimos contando en entradas anteriores, la reforma de la Ley Orgánica de Protección de Datos 15/1999, transformada en la actual L.O. 3/2018, incluía la posibilidad de que los partidos políticos recopilaran datos para crear perfiles ideológicos, y posteriormente poder focalizar su propaganda electoral.

En nuestra entrada del pasado 29 de abril de 2019, os trasladábamos que el Tribunal Constitucional admitió a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Defensor del Pueblo con la finalidad de que el artículo 58 de la Ley de Régimen Electoral General, modificada a colación del articulado de la nueva LOPD, fuera declarado inconstitucional.

En tal sentido, dicho Tribunal, y en apenas dos meses y por unanimidad de todos los magistrados del pleno ha estimado el recurso (lo cuál da indicio de la claridad que tenían sobre este asunto) considerado que la reforma realizada, vulnera la Constitución Española de 1978, en concreto de los relativos a la Protección de datos personales (artículo 18.4), a la Libertad Ideológica (16) y a la Participación Política (23.1), puesto que si bien se les permitía a los partidos políticos recabar los datos en base al “interés público”, con el único límite de ofrecer las “garantías adecuadas”, para que los datos tratados no permitan identificar a las personas que los depositaron no se establecía limitación alguna al tratamiento de datos que revelen o puedan revelar o hacer inferir opiniones políticas. 

Con esto, tal como ya os apuntábamos en su día, se da la razón a todos aquéllos que nos llevamos las manos a la cabeza por la importancia y transcendencia que todo esto conllevaba de fondo, e interpretábamos que este precepto no amparaba suficientemente y con garantías la Protección de los Datos, y con ello, la privacidad de la Libertad Ideológica.

Una vez anulado por inconstitucional este precepto, los partidos políticos solo podrán remitir propaganda electoral vía electrónica o rastrear opiniones que les permita orientarla adecuadamente, a quien voluntariamente lo decida y así lo solicite. Puesto que esta resolución llega transcurridas las campañas para estos últimos comicios (puesto que no cabe duda de que lo habrán puesto en marcha por cuanto eventualmente estuvieron autorizados y se trataba de una herramienta altamente poderosa…y peligrosa), tendrán que suprimirlos absolutamente, pudiendo ser sancionados en caso contrario.

Os dejamos enlace a la noticia publicada por el propio Tribunal Constitucional como adelanto de la Sentencia que en breve será notificada.

Feliz noticia democrática!

 

Comentarios cerrados.


Contacta con Nosotros