¿Qué sabe una APP de nosotros?

app

Los dispositivos que actualmente manejamos: teléfono móvil, tablets, ordenadores, videoconsolas, un portal de compras, … Todos ellos suelen guardar información sobre lo que visitamos, lo que buscamos, nuestras preferencias de interés, y por supuesto si entre los permisos les hemos otorgado nuestra confianza, guardarán nuestro DNI, contraseñas, tarjetas, cuentas del banco, domicilio, nuestra posición geográfica, fecha de nacimiento… En fin, toda nuestra vida.

Pero una vez que le hemos entregado los datos, qué suele hacer la APP con ellos? los guarda sin más, los cede, los trata, los elimina…? Pues a ver, las APP pueden mostrarnos y utilizar nuestra información en ocasiones directamente sin necesidad de dialogar con el servidor al que pertenecen y del que se sirven para ofrecernos la información, y otras veces, no. En caso de que ponga en marcha dicho diálogo con su servidor, nuestra información saldrá de nuestro dispositivo a dicho servidor. Por ello es muy importante lo que leemos antes de otorgar nuestro consentimiento a que dicho servidor pueda utilizar nuestros datos, pues dependiendo de lo responsable que sea el titular de dicho servidor, el tratamiento de nuestra información será más o menos adecuado y como desafortunadamente sabemos, muchas de estas empresas, venden los datos a otras empresas para publicidad, acciones comerciales, marketing, etc; otras, no tienen suficiente seguridad y nos encontramos con brechas importantes en este campo.

Por ello, la Agencia Española de Protección de Datos, te invita a que seas muy cuidados@ con la entrega de los datos personales a las APP y por tanto te ofrece los siguientes consejos:

  • Privacidad: Si no quieres que tu teléfono sepa algo de ti, no se lo cuentes. Siempre hay un riesgo mínimo de que una foto, un contacto o un dato cualquiera en un teléfono inteligente acabe en un servidor de un tercero en la nube.
  • Evitar robo de datos: no dar pistas a un posible atacante de cuáles son nuestros datos más valiosos: usar apodos para personas y lugares importantes, usar números y nombres de contactos falsos para guardar pines y contraseñas, etcétera. Lo que queremos es que los datos del teléfono no sean suficientes para que alguien distinto de nosotros los aproveche. En esta misma categoría, para los servicios delicados, como las compras o la banca online, debemos usar las apps oficiales y actualizadas, no dejar que el sistema recuerde las contraseñas, y cerrar siempre las sesiones al acabar.
  • Si nos roban el dispositivo móvil: que los datos del teléfono sean inaccesibles para un tercero, poniendo una contraseña para acceder a ellos; y que dispongamos de una copia de seguridad actualizada en casa, o en un servidor de confianza y sepamos que esa copia se puede recuperar (esta segunda parte no siempre se contempla).
  • Prevención: enseñemos hábitos seguros a los que están a nuestro lado. Aunque esta recomendación parece más bien solidaria, alberga también un propósito de autodefensa, puesto que la información que las personas que nos rodean tienen de nosotros es mucha, y a veces puede verse comprometida fácilmente.

 

Además de lo anterior, os dejamos un enlace que incluye una Guía sobre privacidad y seguridad elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos que seguro os va a resultar interesante.

 

Feliz día!!

 

 

Fuente: Agencia Española de Protección de Datos: www.agpd.es

 

Comentarios cerrados.


Contacta con Nosotros