El Registro de Nombres de Pasajeros (PNR)

El Registro de Nombres de Pasajeros (PNR)

Hoy entra en vigor la Ley Orgánica 1/2020, de 16 de septiembre, sobre la utilización de los datos del Registro de Nombres de Pasajeros para la prevención, detección, investigación y enjuiciamiento de delitos de terrorismo y delitos graves.


El incremento de la amenaza del crimen organizado y especialmente del terrorismo en Europa, han hecho necesaria una regulación europea nueva para elevar los niveles de seguridad de los ciudadanos. Este marco jurídico europeo es la Directiva (UE) 2016/681 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016,  y en España, dicha Directiva se ha visto desarrollada por la Ley que hoy entra en vigor.
El tratamiento de los datos PNR va a mejorar la respuesta a la amenaza del terrorismo y la delincuencia grave mediante el cotejo de tales datos con las bases de datos disponibles y pertinentes, a los efectos de la prevención, detección, investigación y enjuiciamiento de delitos de terrorismo y delitos graves, y el análisis y evaluación de los mismos utilizando unos criterios específicos y revisables periódicamente, que permitan la identificación de personas que pudieran estar relacionadas con este tipo de actividades criminales, al tiempo que minimizarán al máximo el riesgo de afectar a personas inocentes.
SUJETOS OBLIGADOS:
Las compañías aéreas
Los propietarios o arrendatarios de aeronaves para vuelos privados
Las entidades de gestión de viajes, como operadores y agencias de viajes
OBJETO:
– regular, por un lado la transferencia de los datos PNR por parte de las compañías aéreas y otras entidades obligadas
– regular la recogida, el tratamiento y la protección de esos datos, su transmisión a las autoridades competentes y el intercambio de dichos datos con otros Estados miembros, Europol y terceros Estados
– la designación de la Unidad de Información sobre Pasajeros española
– detallar el régimen sancionador
FINES:
Para prevenir, detectar, investigar y enjuiciar delitos de terrorismo y delitos graves.
ÁMBITO DE APLICACIÓN:
Todos los vuelos internacionales que tengan origen, destino o tránsito en España, tanto de carácter comercial como privados.